loader image

En la actualidad los líderes deben adaptarse al mismo tiempo que se desenvuelven en un nuevo escenario laboral, y con esto llega la necesidad de transformación personal y organizacional de forma rápida e intempestiva. Por eso, hoy debemos reinventarnos como líderes de una coalición impulsora de transformación, enfocado en la creación de valor y logro de resultados en armonía con y desde un entorno virtual.

Como sabemos, todo empieza en uno mismo; por ello debemos ser conscientes que el cambio personal es el motor que nos ayudará como líderes en el acompañamiento a nuestro equipo.

A continuación, nuestra directora Vera Pérez Linares, nos comparte estas 5 claves para fortalecer el liderazgo virtual:

Liderazgo virtual

1. Fortaleciendo el liderazgo de sí mismo

Cada líder vive su proceso de adaptación al nuevo entorno virtual, reconociendo sus habilidades, conocimientos y experiencias previas para construir sobre ellas. Preguntándose desde el rol de líder: ¿Qué acciones hacía antes que ahora me funciona?, ¿Qué acciones han surgido en este proceso y que será útil continuar?, ¿Qué nuevas acciones debo implementar?

“Hay que conectar con las emociones que surgen y aceptarlas, para gestionarlas sin victimizarse sino haciéndose cargo, lo cual se reflejará en las interacciones con el equipo de trabajo”. 

2. Espacios de conversaciones constructivas

Siendo conscientes del impacto de las palabras, la corporalidad y la emoción que transmiten en cada interacción, recuerda que los colaboradores están atentos a tu gestión de las emociones.

3. Comunicación y transparencia

Comparte las experiencias que experimentas en el proceso de adaptación al entorno virtual para ampliar la visión del equipo y generar espacios de escucha.

4. Pensamiento proactivo

Motívalos a pensar fuera de la caja para liberar el talento colectivo del equipo.

Proactividad y liderazgo en sintonía

5. Transformación con sentido

 Utiliza el entorno virtual a tu favor aprendiendo herramientas de colaboración virtuales para cada aspecto laboral estableciendo las pautas claras de en qué momento se usan las videollamadas, o un correo o mensaje por whatsapp.  Incursiona en herramientas especializadas para el trabajo (Trello, Slack, Asana, Salesforce).

“Hay que conectar con las emociones que surgen y aceptarlas, para gestionarlas sin victimizarse sino haciéndose cargo, lo cual se reflejará en las interacciones con el equipo de trabajo”.

 EXTRA Refuerza la confianza

Los colaboradores necesitan saber y sentir que no se duda de su compromiso, para ello deben existir conversaciones personales para conocer la realidad de cada uno, por ejemplo, establecer en consenso los horarios de reuniones, enfocarse en el trabajo por resultados. Cuidado con las ganas de querer controlar cada hora que está haciendo el colaborador o que no sea proporcional la carga laboral con las fechas de entrega.

“Usemos este nuevo entorno virtual como un aliado, asumiendo el reto de implementar nuevas formas de trabajo para continuar aportando desde su rol en las personas y no a costa de las personas”.

Este artículo es parte del contenido de nuestro Ebook 5 Claves del liderazgo virtual disponible gratis aquí.